Belén García firma un 2023 que permite soñar de cara el futuro

Publicado el

Contenido

La piloto catalana ha firmado un primer año en la Michelin Le Mans Cup claramente de menos a más y se espera que la próxima temporada esté en la pomada de principio a fin

Después de estar un año completo en la W Series, Belén García apostó en este 2023 para pasarse al mundo de la resistencia siendo parte de la parrilla de la Michelin Le Mans Cup. Pasar de los monoplazas, donde firmó un buen quinto puesto en la general y un podio, a los coches de Le Mans no es nada sencillo. De hecho, la española necesitó un período de adaptación. Pero, como gran talento que es, el mencionado período pasa a ser más corto de lo habitual. 

De la mano de Nissan y con el equipo 360 Racing, la de L’Ametlla del Vallés completó las seis carreras que forman el calendario con el LMP3 y teniendo de compañero al británico Mark Richards. Al volante del Ligier JS P320, Belén sumó hasta tres Top5 consecutivos, algo que no firmó nadie más en toda la categoría y que por ello permite augurar un futuro mucho más prometedor que un año de rookie donde se han cumplido con creces las expectativas.

La temporada, carrera a carrera

El estreno se presentaba inmejorable teniendo en cuenta que Belén se conoce el Circuit de Barcelona-Catalunya como nadie. No obstante, como todo en esta vida, la primera toma de contacto no siempre va como la seda aunque el resultado no fue nada malo ni mucho menos saldando el debut con un 15ª posición. Pero claro, para una piloto ambiciosa ese no era el objetivo. 

Belén García

Después llegó el doblete de Le Mans, dónde las sensaciones mejoraron poco a poco logrando en ambas carreras una 13ª posición. Precisamente el mismo resultado que logró semanas después en la carrera que se disputó en el circuito de Paul Ricard. Así pues, terminaba una primera mitad de campeonato que a nivel de puntos no aportó nada, pero que a nivel de preparación fueron fundamentales para una segunda parte del año mucho más fructífera. 

Los primeros puntos se hicieron esperar pero llegaron también al lado de casa de Belén, en la ronda que se disputó en el circuito de Motorland Aragón. La catalana firmó su primera gran actuación terminando en quinta posición junto a Richards en tierras aragonesas. Pocas semanas después volvió a repetir resultado en el circuito de Spa-Francorschamps dejando claro que el período de adaptación ya había llegado a su fin y que ahora tocaba competir contra los mejores. 

Otro reflejo de la gran segunda mitad de campaña es la última carrera disputada en el circuito de Portimao a finales de octubre. La catalana consiguió de nuevo terminar cerrando el Top5 pero no acabó contenta porque no tuvo el mismo ritmo que su compañero en el Racing 360. Fue una carrera marcada por las intensas lluvias y aún así a bordo de su Ligier estuvo compitiendo para acabar el año sumando su primer podio. 

Una ambición envidiable

Los pilotos del motorsport están hechos de otra pasta y no están saciados hasta que llegan a la cima. Belén García es el mejor ejemplo. Después de sumar 30 puntos en su primera temporada, terminó décima en la clasificación general. Es un resultado que no está nada mal para ser rookie y con un pasado más centrado en los monoplazas que en resistencia. Sin embargo, las palabras de la catalana en la última carrera del año reflejan de forma cristalina cuáles son sus prioridades.

Belén García

“A pesar de haber estado entre los mejores pilotos Silver, siempre quiero luchar con los mejores pilotos. Siempre he estado esforzándome por luchar en posiciones de podio, ya no me conformo con estar en el top diez. Después de todo, ha sido una temporada muy prometedora y me gustaría agradecer a todas y cada una de las personas del equipo que me han ayudado en mi desarrollo como piloto de resistencia durante este 2023”, explicaba al bajarse del coche en Portimao.

Más test

Belén García aumentó su bagaje técnico poniéndose al volante de un nuevo prototipo. Tras haber completado la temporada con el Ligier JS P320, la española descubre el Duqueine M30 – D08 con el equipo con sede en Luxemburgo, DKR Engineering durante el test de rookies que se celebró en el propio Algarve.

Belén García, piloto de la Michelin Le Mans Cup

 

Sobre el autor

Oriol Muñoz Morera

Y además te puede interesar...