Audi sube su apuesta eléctrica con los nuevos Q7 y Q8 TFSIe quattro

Publicado el

Contenido

Audi renueva los Q7 y Q8 híbridos enchufables (TFSIe) con una tecnología de batería actualizada y modos de conducción más eficientes y les dota de mayor autonomía eléctrica: hasta 90 kilómetros en zonas urbanas y de 85 km en ciclo combinado.

El fabricante alemán Audi sigue potenciando al máximo sus nuevos modelos con tecnología eléctrica. Sin ir más lejos, los dos últimos en mejorar sus prestaciones son los nuevos Q7 y Q8 55 TFSIe quattro. No en vano, ha dotado a ambos híbridos enchufables con una tecnología de batería actualizada y modos de conducción más eficientes.

Batería más grande para una mayor autonomía

Para empezar, tanto el nuevo Q7 55 TFSIe quattro como el Q8 55 TFSIe quattro equipan un motor de seis cilindros y tres litros con 250 kW (340CV) de potencia, un compacto motor eléctrico (PSM) con una potencia máxima de 130 kW y 460 Nm de par, y una nueva batería de litio más potente, refrigerada por líquido y situada bajo el piso del maletero.

En cuanto a esta última, su energía se concentra en 17 celdas de 70 Ah cada una, denominadas “stacks”. En concreto, seis stacks forman cada unidad, y éstas se conectan en serie. Su diseño compacto dentro de la carcasa de la propia batería, por cierto, elimina la necesidad de un módulo de carcasa adicional, lo que se traduce en una mayor densidad de potencia. De ahí que su capacidad máxima sea de 25,9 kWh brutos (22 kWh netos) a 370 voltios. ¿Traducción? Esto da como resultado una autonomía totalmente eléctrica de hasta 90 kilómetros en zonas urbanas y de 85 km en ciclo combinado, según la norma WLTP EAER City.

La batería, por cierto, se puede cargar con una potencia de hasta 7,4 kW y alcanza el 100% en aproximadamente 3 horas y 45 minutos cuando se recarga a máxima potencia.

Potencia superior

La potencia máxima del sistema de ambos modelos 55 TFSIe quattro parte de 290 kW (394CV), con un par máximo de sistema de 600 Nm, gracias al diseño modificado del motor eléctrico. Así, con los dos motores trabajando en conjunto, los nuevos Q7 55 TFSIe quattro y Q8 55 TFSIe quattro aceleran de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos.

A propósito. En la parte alta de la gama se sitúa el 60 TFSIe quattro, que también se beneficia de un motor eléctrico de nuevo diseño para desarrollar en conjunto hasta 360 kW (490CV) de potencia del sistema y 700 Nm de par motor. En esta configuración, los nuevos Q7 y Q8 electrificados aceleran de 0 a 100 km/h en 5,0 segundos.

Mencionar que todas las versiones tienen una velocidad máxima limitada electrónicamente de 240 km/h, con una velocidad máxima en modo de propulsión eléctrico de 135 km/h.

Máxima eficiencia

Como explicábamos al principio, Audi no solo ha renovado los Q7 y Q8 híbridos enchufables con una tecnología de batería actualizada, también les ha dado modos de conducción más eficientes. No en vano, ahora, se pueden arrancar en modo EV totalmente eléctrico o en modo híbrido.

El primero, por cierto, se ha configurado para que sólo se utilice la propulsión por batería incluso cuando se pisa a fondo el pedal del acelerador.

En cuanto al modo híbrido, éste cuenta con dos posibilidades de funcionamiento: Auto y Hold.

Programa automático. Su estrategia de funcionamiento predictivo se activa automáticamente al iniciar la navegación en el MMI Navegación plus. La aceleración es proporcionada principalmente por el motor TFSI, apoyado en caso necesario por el motor eléctrico. A regímenes bajos, el accionamiento eléctrico hace de puente durante la fracción de segundo que necesita el turbocompresor para aumentar la presión de forma aún más potente gracias al mayor par motor, de modo que el sistema de propulsión responde de forma espontánea. En pocas palabras: la estrategia predictiva funciona de forma que se pueda conducir lo más lejos posible con energía eléctrica y la carga de la batería se agote cuando el conductor llegue a su destino.

Modo Hold. En este programa se mantiene la carga de la batería, con fluctuaciones mínimas. Esto se consigue mediante el sistema de recuperación de energía y desplazando el punto de carga a través de intervenciones específicas en el sistema de gestión del 3.0 TFSI. Como resultado, después de una ruta de larga distancia conduciendo de forma convencional, los usuarios pueden continuar hasta su destino urbano utilizando energía totalmente eléctrica, con cero emisiones y prácticamente sin ruido.

Recarga inteligente a más de 65 km/h

Una nueva característica en la actualización de los Q7 TFSIe y el Q8 TFSIe es que ahora la batería se recarga de forma inteligente y sólo por encima de velocidades de aproximadamente 65 km/h. Esto maximiza la eficiencia y garantiza altos rangos de conducción eléctrica en ciudad y en tráfico lento.

Además, en este modo charge, la batería ya no se recarga utilizando el motor 3.0 TFSI, sino que sólo se emplea el sistema de recuperación. Para conservar la batería y aumentar la eficiencia, el modo charge finaliza cuando la batería se ha recargado al 75% de su capacidad máxima.

La importancia de levantar el pie

Los momentos en los que el conductor levanta el pie del pedal del acelerador son cruciales para la eficiencia de los Q7 y Q8 híbridos enchufables. En estas situaciones, la estrategia de funcionamiento cambia al asistente predictivo de eficiencia (PEA). Además de los datos de navegación, este sistema tiene en cuenta la distancia al vehículo precedente para optar entre el avance por inercia con el motor TFSI desconectado y la recuperación. Es decir, recuperar la energía cinética y convertirla en energía eléctrica. De ahí que en las fases de marcha por inercia los Q7 y Q8 TFSIe pueden recuperar hasta 25 kW de potencia y devolverla a la batería de iones de litio. Fantástico, ¿verdad?

De igual modo, funcionando como generador, el motor eléctrico realiza todas las frenadas ligeras y moderadas de hasta 0,3 g, lo que corresponde a más del 90% de todas las deceleraciones en la conducción diaria. En cuanto a los frenos hidráulicos de las ruedas, éstos sólo se utilizan para las frenadas fuertes.

Un dato interesante es que ambos SUV híbridos alcanzan hasta 80 kW de potencia de recuperación durante el frenado.

Por cierto, cuando está activado el asistente de crucero adaptativo –opcional– con el control de crucero asistido por radar, el asistente predictivo de eficiencia (PEA) ayuda con la deceleración y la aceleración ahorrando combustible. De hecho, si está desconectado, el Audi virtual cockpit o el head-up display opcional indican al conductor cuándo debe levantar el pie del pedal derecho. Fácil, ¿verdad?

Aspecto exterior ligeramente remozado

El diseño exterior también se ha actualizado en los nuevos Q7 y Q8 híbridos enchufables. Lo primero que llama la atención es que presentan nuevos paragolpes para resaltar el fuerte carácter de los dos modelos. Pero hay muchas más novedades.

Sin ir más lejos, incorporan nuevos faros LED de alta intensidad de serie para iluminar la calzada. Y, opcionalmente, están disponibles con faros Matrix LED. ¿No los conoces? Cuentan con la iluminación láser de Audi como luz de carretera adicional para un mayor alcance.

Una novedad en los faros del tope de gama son las firmas digitales de las luces diurnas, que confieren a los Q7 y Q8 TFSIe un aspecto característico e inconfundible, permitiendo al usuario seleccionar entre cuatro firmas luminosas individuales a través del MMI.

Además, por primera vez, los vehículos vienen opcionalmente con luces traseras OLED ampliamente digitalizadas, que también presentan firmas luminosas digitales. Éstas, por cierto, cuentan con una función de indicación de proximidad en combinación con los sistemas de asistencia.

Q7 y Q8: Dirección a las cuatro ruedas

Por primera vez, ambos modelos híbridos enchufables están disponibles con dirección a las cuatro ruedas para un mayor grado de seguridad y confort. Así, a baja velocidad las ruedas traseras giran hasta cinco grados en sentido contrario a las delanteras, lo que reduce el radio de giro en hasta un metro y aumenta la maniobrabilidad. Al mismo tiempo, el conductor siente más confort y estabilidad a velocidades más altas porque las ruedas traseras giran ligeramente en la misma dirección que las delanteras.

Los incondicionales de Audi distinguirán en los nuevos Q7 y Q8 híbridos enchufables (TFSIe) las cinco características que definen cómo es la conducción en un vehículo de la firma de los cuatro aros: equilibrio, solidez, control, precisión y confort. Y es que la suspensión, la dirección y la propulsión, así como los sistemas de frenado y control, desempeñan un papel clave para una conducción fiable, segura, dinámica y, al mismo tiempo, confortable.

Incluso la suspensión de muelles de acero con control de amortiguación de serie proporciona a ambos SUV una experiencia de conducción muy agradable. ¿Quieres más? La suspensión neumática controlada electrónicamente con una amortiguación de adaptación continua –adaptive air suspensión o adaptive air suspensión sport– está disponible opcionalmente en las versiones 55.

En los Q7 60 TFSIe y Q8 60 TFSIe, en cambio, la suspensión neumática forma parte del equipamiento de serie.

Equipamiento optimizado

Los nuevos Q7 y Q8 electrificados cuentan, por supuesto, con una ampliada gama de aplicaciones y sistemas de asistencia al conductor.

Sin ir más lejos, el equipamiento de serie ahora incluye, entre otros elementos, llantas de aleación de 19 a 21 pulgadas (según el modelo y el paquete de equipamiento), cámara de visión trasera, asistente de aparcamiento, asistente de luz de carretera y llave de confort.

En el 60 TFSIe quattro, además, la línea exterior S line y el paquete deportivo son elementos de serie.

Y todos los modelos incluyen un cable de carga Modo 3.

Por cierto, se incluyen colores de contraste para las costuras de los asientos, mientras que la oferta de llantas incluye cinco nuevos diseños para tamaños que van de 21 a 23 pulgadas, dependiendo del modelo.

Los nuevos Audi Q7 TFSIe quattro y Q8 TFSIe quattro, lanzados al mercado a finales de abril, cuentan con los siguientes precios:

– El Q7 55 TFSIe quattro parte desde 87.240 euros para el acabado advanced, y desde 102.640 euros para el más potente, el Q7 60 TFSIe quattro black line.

– El nuevo Audi Q8 55 TFSIe quattro S line arranca en 102.995 euros, y desde 109.745 euros para el Q8 60 TFSIe quattro black line.

Y además te puede interesar...