FZERO, el hypercar de Rodin Cars nacido de un videojuego con casi ¡1.200CV reales!

Publicado el

Contenido

Creación de la neocelandesa Rodin Cars, el FZERO es un prototipo de monoplaza de hasta 1.177CV de potencia que, inevitablemente, además de por su nombre, nos recuerda al icónico título de juegos de carreras de Super Nintendo. 

F-Zero es una saga de videojuegos de velocidad cuya primera entrega de un total de siete se lanzó en 1990 para la mítica Super Nintendo. Su historia no tenía demasiados secretos: “En el año 2560, la competición de carreras más prestigiosa es el campeonato F-ZERO. A los mandos de sus aerodeslizadores turbo, pilotos de toda la galaxia arriesgan sus vidas en una batalla a toda velocidad”. Eso sí, su llegada a la consola de 16 bits de Nintendo redefinió los juegos de carreras.

No en vano, son especialmente icónicos sus vehículos futuristas, capaces de correr a gran velocidad, y sus personajes, como por ejemplo Captain Falcon, a quien lo hemos visto como recurrente en los Super Smash Bros.

De hecho, aquel F-Zero lo rompió gracias a sus futuristas gráficos rápidos y fluidos –por primera vez utilizaba una técnica de simulación de escenarios 3D– , así como a su apasionante modo de juego, desafiante y super exigente a nivel de reflejos. Aunque a muchos, lo que realmente nos maravilló fue su espectacular banda sonora. Bueno pues dicho título nos viene siempre a la mente cuando hablamos del FZERO, el último y más reciente prototipo de Rodin Cars.

El hypercar del futuro que es presente

Y no solo por su nombre. Y es que estamos ante un hypercar híbrido propulsado por un motor V10 de 4.0 litros biturbo –conocido como RC.TEN y de hasta 1.013CV a 9.500 rpm– que combinado con un motor eléctrico de 174 CV que actúa como motor de arranque, alternador y regenerador de energía, desarrolla un total de 1.176CV y es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 360 km/hora.

Recientemente, lo hemos visto por primera vez en una pista de pruebas. Ha sido en el complejo de última generación de la firma neocelandesa de Mount Lyford, en la Isla Sur de Nueva Zelanda, que cuenta con tres circuitos de prueba especialmente diseñados y una instalación de producción de alta tecnología.

De hecho, lo ha estrenado su propio creador, el multimillonario tecnológico y ávido piloto, David Dicker, quien nada más bajarse del FZERO expresó su inmenso orgullo por el trabajo realizado. “Aunque queda mucho por recorrer en pruebas y desarrollo, el hecho de poner en marcha el FZERO por primera vez me llena de inmenso orgullo por lo que todos en Rodin Cars han logrado al dar vida a este programa”.

“Una obra maestra”

Presenciado por el personal de Rodin Cars, el FZERO regresaría en varias ocasiones a pista para maniobrar sin esfuerzo, simbolizando “un avance fundamental para el futuro de la empresa”, en palabras de Emma Duncan, gerente general de Rodin Cars. “Ver al FZERO salir a la pista sin esfuerzo fue un momento de inspiración. El coche representa la excelencia en ingeniería y es verdaderamente una obra maestra”.

Y es que el hiperdeportivo FZERO de cabina cerrada promete niveles escandalosos de rendimiento y dinamismo.

De hecho, en Rodin Cars, autores en su día del FZED, un monoplaza de pista sin restricciones, aseguran que hará frente y desafiará a los actuales hiperdeportivos establecidos exclusivamente en pista de Aston Martin, Gordon Murray Automotive y Mercedes-AMG.

¿Cómo lo hará? “El objetivo principal del FZERO es ofrecer una experiencia de conducción como ninguna otra, aprovechando la emoción pura de la velocidad y el rendimiento visceral”, aseveran. Estaremos atentos.

Y además te puede interesar...