Arranca la fábrica de Ferrari del futuro

Publicado el

Contenido

Ferrari inaugura el e-building, el nuevo edificio de Maranello que acogerá la producción y el desarrollo de los deportivos del mañana del fabricante italiano.

El nuevo edificio, que albergará en nada y menos la fabricación y el desarrollo de la próxima generación de vehículos deportivos de Ferrari, ya es una realidad. Del mismo, además de los nuevos deportivos con motor de combustión interna, saldrán también muy pronto unidades híbridas e incluso el primer modelo eléctrico del fabricante italiano. Para ser exactos, a partir de 2025 se producirán el Purosangue y el Sf90 Stradale, año en el que se presentará el mencionado eléctrico –cuyo nombre aún no se ha revelado oficialmente– que llegará a las carreteras más allá de 2026 con un precio superior al medio millón de euros.

El mismísimo presidente italiano Sergio Mattarella, junto con el Presidente John Elkann, el Vicepresidente Piero Ferrari, el Consejero Delegado Benedetto Vigna y representantes de la plantilla de Ferrari, fue el encargado de inaugurar la impresionante y muy tecnológica nueva factoría.

Sin embargo, la importancia de la nueva plata de fabricación va más allá del primer EV producido por Maranello, como recuerda Benedetto Vigna, CEO de Ferrari. “Se le conoce como e-building por diferentes razones, aunque la letra clave es la ‘F’ de flexibilidad», empieza el directivo. “El e-building no gira solamente en torno al eléctrico, ya que nos permitirá unir todas las piezas del rompecabezas para que todo el proceso de investigación, desarrollo y fabricación sea óptimo. Estamos siguiendo una estrategia multienergética para comprender qué lugar ocupa Ferrari en este panorama. Nos movemos más rápido que una empresa tradicional del sector del automóvil, pero más despacio que una empresa tecnológica. En realidad, somos una combinación única de ambas. La alta tecnología incide en la parte racional del cerebro, mientras que el lujo actúa sobre la parte emocional e implica tradición y story-telling”. “Estamos en contacto con las dos dimensiones”, concluye Vigna.

Ciertamente, Ferrari no es una firma de coches al uso. Pero desde Maranello inciden en que tampoco debemos considerar el e-building como un Año Cero. Más que nada porque Ferrari lleva fabricando coches desde 1947 y, aunque está muy orgullosa de la excelente labor artesanal que caracteriza cada ejemplar que sale de Maranello, también es cierto que lleva muchos años siendo pionera en tecnología. Así que, en realidad, el nuevo edificio electrónico es la culminación de décadas de conocimientos ganados a pulso y, al mismo tiempo, introduce nuevas técnicas y sienta las bases de la era que está por venir.

Apuesta por la sostenibilidad

El nuevo e-building de Ferrari, cuyo coste ha sido de 200 millones de euros, se planteó por primera vez en 2019 pero no recibió el OK hasta noviembre de 2021. Una de sus principales virtudes es que a pesar de su forma de paralelepípedo y 25 metros de altura, se integra armónicamente en el paisaje y los edificios de los alrededores de Maranello. No en vano, para la fachada, se ha creado una ‘piel’ a medida y altamente eficiente.

La decisión de utilizar acristalamientos opalinos, intercalados con secciones de vidrio transparente, desmaterializa la imponente masa del edificio y permite la difusión de la luz natural en su interior, mientras que por la noche recuerda un luminoso farol. De hecho, los componentes de la fachada están diseñados y fabricados según la lógica del Diseño para Fabricación y Ensamblaje (DfMA) para facilitar su montaje in situ y las operaciones de mantenimiento. Una solución que, sin duda, ha permitido reducir costes y disminuir el impacto medioambiental relacionado con los materiales utilizados y los procesos.

¿El hombre tras su aspecto? Mario Cucinella Architects, de Bolonia, elegido por estar a la vanguardia en soluciones sostenibles y de regeneración urbana. Por lo tanto, el e-building presta gran atención a la eficiencia energética y está diseñado para ser un edificio NZEB (early zero energy building). Es decir, de consumo de energía casi nulo. Sin ir más lejos, el agua de lluvia se almacena y se recicla para regar las numerosas zonas verdes del edificio, entre otras cosas.

De igual modo, sus propiedades térmicas y de aislamiento se han calibrado cuidadosamente para absorber la radiación solar en verano y permitir la entrada de tanta luz natural como sea posible a través de unas claraboyas especialmente diseñadas. De ahí sus paneles acristalados opalinos y transparentes recubriendo su exterior. Y hay un llamativo efecto ‘farol’ opalescente de la fachada para realzar la estructura durante la noche. 

Por otro lado, ninguno de los sistemas energéticos depende de combustibles fósiles, y el aire acondicionado utiliza una bomba de calor totalmente eléctrica que se alimenta de energías renovables. En el tejado se han instalado más de 3.000 paneles fotovoltaicos, con una potencia máxima de 1,3 MW. Se trata más de un ecosistema que de una fábrica típica y su estética y características superan con creces las expectativas.  

Recuperando espacio abandonados

Los visitantes habituales de la sede central de Ferrari se preguntarán de dónde ha salido el espacio para construir un nuevo edificio de 42.500 m2 distribuidos en cuatro plantas. La respuesta es sencilla. La fábrica se ha construido al norte del campus de Ferrari, que está en fase de ampliación. La zona fue adquirida y reurbanizada sin consumo de suelo, reemplazando estructuras industriales obsoletas y que tenían gran dispersión energética.

Para ser exactos, la firma adquirió hasta 39 edificios y recuperó terrenos industriales baldíos para hacer posible esta última extensión. Y lo hizo además mejorando la red viaria que rodea el recinto, pavimentando 1,5 kilómetros de carril bici y creanda cerca de 1.400 nuevas plazas de aparcamiento. En total, gracias al nuevo e-building de Ferrari, se han reurbanizado 110.000 m2, dando nueva vida a una zona que estaba bastante abandonada.  

e-building de Ferrari: Centrados en las personas

La formación y el bienestar de los trabajadores han sido dos prioridades del proyecto del e-building de Ferrari. Por eso, además de las líneas de producción, el nuevo complejo alberga una zona dedicada a la formación.

En concreto, la formación de los trabajadores seleccionados para las nuevas líneas comenzó hace dos años con la finalidad de profundizar en las características y los procesos de los nuevos sistemas y productos, y reforzar los conocimientos sobre el motor eléctrico.

En completa continuidad y sinergia con las competencias mecánicas y electrónicas que siempre han sido patrimonio de Ferrari, también se han ampliado los conocimientos en química, y en determinados procesos, como los de montaje de baterías.

Ferrari

Asimismo, las instalaciones equipan robots colaborativos, que adaptan su comportamiento a las necesidades del operario, y con digital twins o gemelos digitales, que crean una réplica digital de los productos y procesos. Dichas soluciones permiten poner la tecnología bajo el control y al servicio de los trabajadores, revalorizando aún más su cometido dentro del proceso de producción con el fin de garantizar la excelencia y la atención al detalle que distinguen a Ferrari.

Además, en la nueva planta, se han integrado distintas soluciones para mejorar el bienestar de los trabajadores en su entorno de trabajo. Algunos de los aspectos más destacables son puestos de trabajo ergonómicos, zonas verdes y de relax, confort acústico y visual con la combinación adecuada de iluminación natural y artificial.

Las personas siempre serán la prioridad de Ferrari. Y también es la clave del éxito a largo plazo de una empresa que está afrontado un cambio de época”, afirma Andrea Antichi, Chief Manufacturing Officer de Ferrari. “Nuestro modelo operativo es una mezcla de elaboración artesanal estratégica y tecnología avanzada. El secreto es que nuestros ingenieros y diseñadores tienen total libertad para idear las mejores creaciones y nosotros nos encargamos de encontrar la alquimia que nos permita transformar esos sueños en ‘máquinas vivientes’. Y esto solo se consigue gracias a las competencias exclusivas de las personas que trabajan con nosotros”.  

Ferrari seguirá siendo una empresa de éxito, pero hacen falta personas con visión y valor para tomar las grandes decisiones. Y el nuevo e-building es todo un manifiesto de acero y hormigón”, concluye Antichi.

  

Flexibilidad en la producción

Con el e-building, Ferrari incrementa su adaptabilidad en la producción en línea con su estrategia de priorizar siempre la calidad antes que el volumen. La planta también refleja el principio de neutralidad tecnológica, al acoger la producción y el desarrollo de motores de combustión interna, motores híbridos y los nuevos motores eléctricos, cada uno de ellos capaces de trasmitir la emoción única que se siente al volante de un Ferrari.

Por otro lado, al integrar la producción de toda la gama en un único edificio, Ferrari podrá reorganizar y reasignar de manera más eficiente todas las actividades de producción entre sus distintas instalaciones en Maranello. Es decir, aumenta su flexibilidad para adaptarse rápidamente a las necesidades de producción.

En el e-building, que cuenta con tecnología 4.0 de vanguardia, también se fabricarán componentes eléctricos estratégicos y de suma importancia como baterías de alta tensión, eje y motor eléctrico. Estos elementos convertirán la tecnología y las prestaciones de Ferrari en algo diferencial.

Hay tres «E» en el nuevo e-building. La primera es ‘Evolution’, evolución en términos de propulsores y de la llegada de la electrificación total a Ferrari. La segunda es ‘Environment’ y se refiere al medio ambiente. Hemos ampliado nuestro radio de acción recuperando antiguos terrenos industriales y reurbanizando por completo unos 50.000 m2. La tercera es ‘Energy’ o energía. Pero la sostenibilidad no se limita exclusivamente al uso de la energía, tiene que ver, ante todo, con nuestras personas y cómo las tratamos en el lugar de trabajo”, sostiene Davide Abate, Chief Technologies and Infrastructures Officer de Ferrari.

Y además te puede interesar...