Arranca el Dakar 2024 con un prólogo inaudito y con los primeros problemas para Sainz

Publicado el

Contenido

Ayer se dio el pistoletazo de salida de la edición nº46 del rally más duro del mundo, quinta consecutiva en Arabia Saudí, con un estreno totalmente diferente a lo establecido, donde Carlos Sainz tuvo problemas de navegación

Sí, puede sonar a tópico pero no lo es: el 46º rally Dakar es diferente a lo que teníamos establecido desde que el rally aterrizó en Arabia Saudí. Después de unos años donde los pinchazos cobraron un protagonismo extraordinario, en este 2024 se espera más arena que nunca. Y sí, tampoco es un tópico. Los competidores recorrerán 7.891 km, 4.727 de ellos de especial, divididos en 12 etapas a lo largo de 14 días de competición. 

El primer día ya fue una demostración de que estamos ante una edición distinta. El prólogo normalmente se trataba de una etapa en circuito cerrado para realizar una primera toma de contacto. Pues bien, ayer, 5 de enero, se disputó una etapa corta, de 28km de especial y otros 130km de enlace. Pero la diferencia es que en esta ocasión no tenía nada de cerrado. Si no que se empezaba ya con el viaje por el desierto en Al Ula. Se dejó atrás el circuito de tierra para dar a la arena, rocas y trampas típicas de una etapa como cualquier otra.

Sainz

Carlos Sainz comete un error

Que el Dakar es una prueba donde desde el día 1 no se perdona nada quedó más que demostrado. A pesar de que el prólogo no cuenta en la tabla de tiempos, es importante realizar un buen papel para tener una buena posición de salida en la primera etapa larga del rally. 

Es el caso por ejemplo de Nasser Al-Attiyah. El ganador de las dos últimas ediciones fue lo suficientemente inteligente como para calcular una undécima posición, con la que el quebradero de abrir pista quedara totalmente evitado. Lo mismo trató de realizar Carlos Sainz a bordo de su Audi. Sin embargo, el madrileño y su copiloto Lucas Cruz cometieron un error de cálculo importante y fueron relegados a la posición 48ª.

«El plan era acabar el 15 o así, y la verdad es que no ha salido bien. Nos hemos perdido en un sitio y hemos parado antes de la llegada. Nos hemos equivocado en un cálculo porque pensábamos que habíamos perdido menos tiempo del que en realidad hemos perdido y al sumarle el tiempo parado ha sido demasiado». Por culpa de ese fallo a Sainz le toca lidiar con un tráfico que siempre se antoja complicado por tantas trazadas y polvo.

Por su lado otros favoritos a la categoría reina optaron por tirar desde un buen inicio. Es el caso de Seth Quintero o Sebastien Loeb, que acabaron justo por detrás del Audi de Mattias Ekström, ganador de la etapa. Finalmente cabe destacar el buen papel de Nani Roma en su regreso con Ford acabando el prólogo en 17ª plaza.

Sainz

 

Una primera semana de locos

A partir de ahora ya la prueba no se toma descanso porque el día 13, el día que no se sale a correr, es el día en el que todos los equipos trabajan a toda presión para tener los vehículos en el mejor estado posible para la semana clave del Dakar. Todo ello habiendo realizado una primera semana de auténtica locura. 

Porque después de este prólogo ya mencionado, se encarrilan otros siete días seguidos de competición en los que se incluirá la etapa de 48h. Esta novedad de David Castera, director de la carrera, consistirá en una etapa donde a las 16h del primer día los pilotos deberán parar sus vehículos y dirigirse a alguno de los vivacs que estarán distribuidos por el recorrido. Como en toda etapa maratón, no van a tener asistencia mecánica y además solo tendrán lo básico para subsistir: saco de dormir y comida. 

Después sí que llegará el necesario y merecido día de descanso en Riyadh para encarar la segunda mitad del rally más duro del mundo.

Sainz

Sobre el autor

Oriol Muñoz Morera

Y además te puede interesar...