Alex Palou conquista Portland para proclamarse bicampeón de la IndyCar

Publicado el

Contenido

Alex Palou es bicampeón de la IndyCar. El catalán ha logrado sumar su segundo título tras conquistar su quinta victoria de la temporada en Portland, escenario de la penúltima cita del campeonato. Aunque Palou tenía muchas chances de ser campeón y le valía incluso con un tercer puesto para asegurar matemáticamente el título, el barcelonés volvió a sacar su mejor versión para hacerse con la victoria en un escenario complejo y cerrar su segundo entorchado de la IndyCar a lo grande.

Tras lograr el segundo título, Palou tiene en su mano ser un piloto de leyenda en la IndyCar si decide seguir su carrera en el certamen americano. Sea como fuere, lo que ya nadie puede quitar al español es este éxito que el propio Alex todavía no ha terminado de asimilar del todo: «Esto es un sueño, es lo que queríamos. Estoy muy orgulloso de este segundo título. Ya puedo decir que soy bicampeón de la IndyCar. Es algo increíble. Un sueño hecho realidad«.

Alex Palou es bicampeón de la IndyCar

Se dice pronto, pero Alex Palou es bicampeón de la IndyCar. Escrito así quizá no tiene el peso que merece, pero lo que ha logrado el español es algo extraordinario. El piloto de Sant Esteve de Villamajor ni siquiera ha necesitado recurrir a la última cita de la temporada para hacerse con este segundo entorchado. En la segunda de las tres ‘bolas de partido’ de las que disponía, Palou ha logrado el título como los grandes, desde lo más alto del podio de Portland.

Más allá de este detalle, lo cierto es que Palou ha firmado un triunfo de época, con un papel dominante que hacía tiempo que no se veía en la IndyCar. Además de los 91 puntos de renta sobre Scott Dixon en el momento de proclamarse campeón, quizá lo más destacado es que Alex ha logrado el título con una cita de margen. Puede parecer una cuestión menor, pero hacía 16 años que el título de la IndyCar no se decidía antes de la última prueba del campeonato.

Un hito del que ahora podrá disfrutar ahora Palou, ya que en Laguna Seca podrá recibir un baño de masas como bicampeón de la IndyCar. Un escenario perfecto para esta circunstancia, ya que en el trazado situado en Monterrey ya fue testigo el año pasado de una de las mejores carreras de Alex Palou en la IndyCar, lo que visto lo visto ya es mucho decir.

Un triunfo de galones en Portland

Palou mostró de nuevo su mejor versión en Portland. Dejando a un lado la presión que suponía estar a las puertas del título, Alex firmó una carrera casi perfecta. El catalán cuajaba una gran salida para ‘comerle la tostada’ a Scott Dixon -su rival por el título- y a Colton Herta. Palou se colocaba tercero tras Graham Rahal y Scott McLaughlin. En el primer paso por boxes y tras retrasar la primera parada al máximo, Palou conseguía colocarse líder.

Además del punto extra por liderar al menos una vuelta, la estrategia de Ganassi daba grandes réditos a Palou. El español dejaba atrás a Colton Herta -sancionado por exceso de velocidad en el pitlane- y a Scott McLaughlin para consolidar el liderato, ahora real a igualdad número de paradas. Ni la temprana detención de Palou en su segundo paso por boxes ni la estrategia alternativa de Scott Dixon, maestro en esta cuestión, alteraban la posición de dominio de Alex.

Palou entraba con casi 10 segundos de renta a la última fase de la carrera y aunque en la parte final se producían algunos sobresaltos, nada ni nadie podía frenar al español. Alex se hacía con la victoria en Portland por delante de Felix Rosenqvist y Scott Dixon para certificar el título y lograr el bicampeonato de la IndyCar con solo 26 años, 5 meses y 2 días. Un hito que le coloca a las puertas de poder hacer historia en el certamen.

Una temporada para enmarcar

El triunfo en Portland no hace más que reflejar lo que ha sido la temporada de Alex Palou. El barcelonés ha logrado cinco triunfos, nueve podios y dos poles en el camino hacia este título. Tras un inicio de temporada en St. Petersburg más discreto, Palou empezó a enseñar ‘la patita’ con su podio en Texas. Dos ‘top 5’ dieron paso a su primera victoria del año en el rutero de Indianápolis. Aunque en las 500 Millas de Indianápolis fue cuarto, el español ya había logrado su ‘prime’.

Palou ganó de forma consecutiva en Detroit, Road America y Mid-Ohio, además de acabar en segunda posición en Toronto. Otros dos podios en Iowa y Nashville ya le pusieron en posición favorable en su camino hacia el título. Los dos séptimos previos al triunfo en Portland ponen de manifiesto la extrema regularidad de Palou, con cero abandonos y dos octavos puestos como peores resultados de la temporada. ¡Campeón de ley, sin duda!

Sobre el autor

Fernando Sancho Gadea

Sanitario de vocación, redactor casi por ‘accidente’. Apasionado del mundo del motor, sobre todo si huele a competición. Comencé siguiendo la Fórmula 1 desde pequeño y acabé disfrutando de la esencia de muchas otras categorías, hasta tal punto de hacerlas mías. He tenido la suerte de cubrir en directo Grandes Premios de Fórmula 1 y de MotoGP, rallies del WRC y pruebas del WTCC, del DTM y del WEC. Este mismo año he podido debutar en las 24 Horas de Le Mans, por lo que mi único sueño por cumplir es poder informar de un Dakar en directo, desde el desierto.
Y además te puede interesar...