75 años del nacimiento del mítico Citroën 2 CV

Publicado el

Contenido

El eterno 2 CV tenía como objetivo hacer que los coches fueran versátiles, económicos y accesibles. Con más de 5 millones de unidades vendidas a lo largo de más de 40 años, se convirtió en un icono del automovilismo que hoy en día todo el mundo recuerda

Si el otro día hablábamos del 75 aniversario de Honda, otro emblema del mundo del transporte cumple la misma efeméride: el inolvidable Citroën 2 CV. Diseñado en la oficina de diseño de Citroën en la Rue du Théâtre en París y puesto a punto en el centro de pruebas de La Ferté-Vidam, se presentó al público en el Salón del Automóvil de París el 7 de octubre de 1948. El 2 CV tuvo una recorrido envidiable: se produjeron un total de 5.114.969 unidades a lo largo de los 42 años que estuvo fabricándose hasta que en Portugal, en 1990, se realizó el último ejemplar.

Los orígenes

El proyecto arranca con tres siglas que no pueden pasar por alto: «TPV» («Toute Petite Voiture”- “Coche muy pequeño”). Nació a mediados de los años treinta, en 1936. Su objetivo era proporcionar a las personas de bajos ingresos un automóvil económico y versátil, que todo el mundo pudiera tener la oportunidad de poder cambiar sus vidas. En 1937, el primer prototipo rodante del proyecto TPV vio la luz, pesando solo 370 kg y con solo un faro (la legislación de la época no requería dos). El vehículo podía transportar hasta cuatro personas a una velocidad máxima de 50 km/h. Inimaginable en los tiempos que corren.

Citroën

El gran estreno se planteó de cara al Salón del Automóvil de París de 1939 con una presentación de 250 modelos de preproducción. Sin embargo, arrancó la Segunda Guerra Mundial y casi todos los vehículos fabricados fueron destruidos. Solo cuatro fueron conservados y escondidos de las manos enemigas en el centro de pruebas de Citroën.

Una leyenda modesta

Como ya se ha mencionado, el objetivo de Citroën no era otro que cambiar el panorama del automóvil trayendo un vehículo pequeño y versátil para la gente con menos poder adquisitivo. Por eso los primeros ejemplares de producción solo alcanzaban los 50km/h y su carrocería era muy sencilla.

Pero su gran éxito también se debió a su infinita variedad de usos, su modularidad, su ligereza, agilidad y comodidad. Sin mencionar que era ultraeconómico de mantener, lo que lo convirtió en el automóvil más popular. Su popularidad alcanzó tal auge que hubo un momento que el tiempo de espera para recibir el 2CV llegaba incluso a superar el lustro.

Citroën

El 2 CV es un modelo atemporal que se ha convertido en un verdadero fenómeno social, atrayendo a coleccionistas de todo el mundo a día de hoy. Pero la clave de estar tantos años en circulación era el uso de una tecnología vanguardista, avanzada a su época. Se iban haciendo adaptaciones al constante cambio pero muy pocos coches pueden presumir de estar fabricándose durante más de cuatro décadas consecutivas.

Versiones de todo tipo

Gracias a su éxito, la marca francesa tuvo la oportunidad de probar varios modelos distintos con aplicaciones bien diferentes. En total, hubo diez ediciones especiales del 2 CV, lanzadas en Francia y en varios otros países europeos. Incluyeron el Spot, el Charleston y el Cocorico. El 2 CV también experimentó una serie de cambios, incluido el lanzamiento de la furgoneta 2 CV (conocida como 2 CV AU) en 1951, y luego el 2 CV AZ en 1954, equipado con un motor de 12 CV y el famoso embrague centrífugo. Esta modalidad era perfecta por ejemplo para personas con pequeños comercios que tenía que transportar su stock de un lado para otro

Además, en el mundo del deporte también tuvo alguna que otra exhibición aunque está claro que no era la finalidad principal. El 2 CV recorrió carreteras de todo el mundo gracias a varios Raids, como el Raid París-Kabul-París de 16.500 km en 1970, el Raid París-Persépolis de 13.500 km en 1971 o el Raid África de 8.000 km de Abiyán a Túnez en 1973, todos organizados por Citroën.

Citroën

Ya seas un gran apasionado o no de los coches, es muy difícil que un 2CV pase desapercibido en tu familia. Sobre todo las generaciones mayores han visto en el 2CV un compañero de vida con el que han crecido de la mano. 

Sobre el autor

Oriol Muñoz Morera

Y además te puede interesar...