10 curiosidades sobre el primer Jeep, el 4×4 con el que empezó todo

El primer Jeep nació como rudo vehículo militar durante la Segunda Guerra Mundial y evolucionó en tiempo de paz hasta convertirse en sinónimo de aventura y diversión.

Como estilo automovilístico popular, el 4×4 no existía antes del Jeep. La revolución que el pequeño vehículo americano supuso en el mercado fue tal que acabó dando nombre a todos los todoterreno que llegaron después. Del CJ-2, el primer 4×4 destinado a uso civil, se vendieron nada más y nada menos que 1,5 millones de unidades hasta 1986, cuando fue sustituido por el Wrangler.

EL PRIMERO

Pero, curiosamente, el primer Jeep no tuvo un nacimiento fácil. Fue diseñado desde el principio para recibir los castigos más brutales en los campos de batalla de la Segunda Guerra Mundial, desarrollado a toda prisa y fabricado “a trozos” por varios constructores a la vez y convertido en moneda de cambio entre media docena de marcas ya como vehículo civil.

Pero el Jeep pudo con todo hasta convertirse en el mito que es hoy; un joven que vio la luz hace ya 83 años.

PRIMER JEEP

1-El origen del nombre

El primer Jeep fue bautizado como “Blitz Buggie”. Nada que ver con el nombre con el que pasaría a la historia del motor. Existen varias teorías sobre cómo nació la denominación Jeep. La más plausible y comúnmente aceptada es que se trata de una derivación fonética de la pronunciación de “GP”, las siglas de “General Purpose” -“Uso General”- con las que el vehículo era presentado en los requerimientos oficiales. Curiosamente no fue registrada como nombre comercial hasta 1950.

2-Nació para sustituir a las motos

En 1940 el ejército norteamericano usaba motos Harley-Davidson como vehículo para la labor de correo y enlace. Sin embargo la mortandad por accidente entre sus conductores era tal que los responsables encargaron el diseño de un vehículo de 4 ruedas que pudiera realizar esa función de reconocimiento y comunicaciones en condiciones imposibles para las 2 ruedas.

PRIMER JEEP

3-Ningún fabricante se atrevía a hacerlo

Los USA estaban a punto de entrar en la guerra -lo hicieron en 1941- y los militares tenían prisa por disponer de su nueva máquina así que acortaron los plazos de entrega casi hasta lo imposible: el proyecto tenía que estar completado en 49 días. De los 135 fabricantes de coches y camiones a los que se mandó los requerimientos sólo tres -American Bantam, Willy’s-Overland y Ford- recogieron el guante.

4-El primer Jeep fue diseñado en 4 días.

El ingeniero de Bantam Karl Probst diseñó el Jeep solamente en cuatro días. Dio el primer trazo del nuevo proyecto el 17 de junio de 1940 y cuatro días después estaban totalmente realizados todos los planos. El primer prototipo artesanal completamente operativo fue entregado el 21 de septiembre, justo en el día 49 del plazo requerido por  el Ministerio de Defensa.

PRIMER JEEP

5-Bantam lo diseñó. Willy’s lo fabricó

Aunque Bantam ganó el concurso, su capacidad de producción no resultaba suficiente para el volumen de vehículos que se necesitaban y Willy’s-Overland tuvo que asumir la fabricación. El resultado fue óptimo porque Gene Rice -ingeniero de Willy’s- añadió elementos propios al diseño original y lo mejoró aunque respetó la esencia y rasgos fundamentales del proyecto de Bantam.

Ford hizo lo mismo cuando se unió a la terna de fabricantes poco después, ya que ni Bantam ni Willy’s daban abasto. La producción combinada superó las 500.000 unidades.

6-Jeep y Land Rover: orígenes distintos

El Jeep y el Land Rover siguieron caminos totalmente opuestos. El americano fue desarrollado desde el principio como vehículo militar y posteriormente fue adaptado a la vida civil mediante la popular versión CJ -“Civilian Jeep”. El británico, en cambio, nació destinado al uso agrario e incorporado posteriormente a las tareas militares. No es muy conocido que en 1951 Jeep también fabricó un tractor pero el modelo fue un fracaso.

PRIMER JEEP

7- Servicio ininterrumpido durante 75 años

En 2017 fue dado oficialmente de baja y sustituido por un Humvee el último Jeep que quedaba en servicio operativo en el US Army. Se cerraban así tres cuartos de siglo en primera línea, lo que lo convierte en el vehículo militar más longevo de la historia. Humvee, por cierto, es también un acrónimo fonético como Jeep: “High Mobility Multipurpose Wheeled Vehicle”.

8-La guerra de la parrilla

Cuando salió a la calle el Hummer, precisamente la versión civil del Humvee militar, lo hizo luciendo una parrilla frontal de 7 ranuras idéntica a la de Jeep. Chrysler, a la sazón propietaria de Jeep, demandó a GM -la dueña de Hummer- por uso indebido de un rasgo que consideraba distintivo de su vehículo. Finalmente el tribunal falló en contra de Chrysler y dictaminó que ninguna marca podía tener exclusividad sobre algo tan genérico como una parrilla con 7 franjas.

MODELO TRACTOR

Paradójicamente en los primeros Jeep la parrilla era de 12 ranuras. La de 7 se introdujo en la post-guerra para poder fabricar la versión civil ya que uno de los requisitos para la concesión de la homologación del CJ fue que el vehículo tuviera faros más grandes que el militar y para eso se tuvo que hacer espacio retirando ranuras.

9-Devorador de marcas

Pocos vehículos han pasado por tantas marcas como Jeep. Nació en American Bantam y pasó a Willys-Overland hasta que en 1953 ésta fue comprada por Kaiser-Frazer que la convirtió en Kaiser Jeep International hasta que en 1970 Kaiser fue adquirida por la AMC, la America Motors Corp. En 1987 Chrysler compró AMC y diez años más tarde Daimler se hizo con Chrysler la cual, en 2007, la revendió a una firma de capital privado llamada Cerberus Capital Management. Dos años después Cerberus entregó Jeep a Fiat, su actual propietaria, la cual forma parte del conglomerado Stellantis junto con Alfa Romeo, Lancia, Maserati, Chrysler, Dodge, Ram, Peugeot, Citroën y Opel.

JEEP CJ
1946 Jeep Willys Universal.

10-¡Hubo un Jeep volador!

Hemos dejado para el final quizás la curiosidad más sorprendente y bizarra de todas y es que, efectivamente, hubo un Jeep volador. En 1943 los militares ingleses tenían gran cantidad de Jeep cedidos por los aliados americanos pero no encontraban la manera de llevarlos hasta el frente así que el ingeniero Raoul Hafner -que trabajaba en el Dpto experimental de la RAF-  tuvo la loca idea de añadirles una hélice rotora y un timón de cola y convertirlos en helicópteros. El invento fue denominado tanto Hafner Rotabuggy como Malcolm Rotaplane -Malcom Ltd. los construía- y hay constancia gráfica de que llegaron a efectuarse varios vuelos de prueba.

MODELO VOLADOR

gonzavespa@gmail.com | + posts

Periodista de motor desde hace casi 30 años. También viajo, hago radio, me defiendo con la cámara de fotos, soy un apasionado perico... y tengo un gato que se llama Palpatine. Reivindico el uso realista, responsable y sin dogmatismos del automóvil y de la moto; en ellos viajan el progreso, la libertad y los sueños.

Deja un comentario